Escuela Infantil Bambinos | Beneficios del juego para los niños - Escuela Infantil Bambinos
19885
single,single-post,postid-19885,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.2.3,vc_responsive

Blog

Beneficios del juego para los niños. Bambinos

Beneficios del juego para los niños

A través del juego los más pequeños expresan sus preocupaciones y esto permite que nosotros los adultos localizamos incidencias en sus relaciones con su entorno familiar, afectivo y escolar. Muestran sus gustos, inquietudes y miedos. En definitiva, a través del juego, podemos conocerlos un poco mejor.

 

¿Beneficios del juego para los niños en edad infantil?

 
Enseña, socializa, favorece la comunicación, transmite valores, fomenta el autocontrol, da agilidad y destreza, mejora la autoestima y favorece la creatividad.

 

El juego es la introducción a la vida adulta. Con el juego se ponen a prueba recursos que serán fundamentales al crecer mientras se pactan los límites. Jugar supone aceptar las normas, acordar, saber resolver conflictos tomar decisiones… Se aprende a interactuar con otros: a escuchar, a discutir, a pelearse y a reconciliarse.

 

Mientras los niños debaten sobre a qué jugar, piensan y comentan la historia, reparten los papeles y se organizan para poner en marcha el juego, y mientras, aprenden a expresarse y trabajan el lenguaje.

 

Constancia probando una y otra vez hasta dominar el juego. Jugar con otros niños exige negociar, pactar y, a veces, relegar los propios intereses.

 

Jugar entre iguales obliga a aceptar los límites, que imponen los demás, y a canalizar la frustración sin agresividad.

 

Los juegos infantiles ayudan a desarrollar actividades psicomotrices de todo tipo y muchos de ellos también trabajan la agilidad mental.

 

Jugar proporciona gozo, desestreza y da la oportunidad de expresar sentimientos y emociones de una forma más fluida que en otros contextos. Jugando uno puede hacer tonterías, equivocarse sin miedo y sin presiones.

 

Ser autónomo para organizarse, superar retos, saltar obstáculos o ganar una carrera sin ayudas, produce satisfacción en los niños y les enseña a resolver situaciones inesperadas.

 

El juego admite el fallo, lo irreal, las incoherencias, inventarse lugares, personajes o situaciones, y se así potencia la imaginación, la creatividad, la originalidad.

 

La pérdida del juego en edad infantil no es posible y no debe permitirse.