Escuela Infantil Bambinos | Disciplina en edad infantil - Escuela Infantil Bambinos
17472
single,single-post,postid-17472,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.2.3,vc_responsive

Blog

La importancia de la disciplina en la edad infantil. Bambinos.

Disciplina en edad infantil

La disciplina en edad infantil es parte de la educación, y la educación en la infancia va a determinar el carácter de los adultos.

 

¿Por qué es importante la disciplina y por qué gracias a ella crecemos más maduros y preparados?
 
Los hábitos formados en la infancia se arraigan y vigorizan durante el crecimiento del niño fortaleciéndose aún más según el paso del tiempo. Un descuido en la educación en edad infantil va a dificultar su proceso de crecimiento y formación. Por lo tanto, el temperamento, las necesidades de nuestros hijos, la edad y el desarrollo deben tenerse muy en cuenta durante su educación porque las experiencias en la primera infancia van a desempeñar un papel muy significativo en las relaciones adultas.

 

No solo los beneficios de la disciplina van a ser parte del futuro, los niños crecen mejor en una atmósfera en la que se respire disciplina racional y coherente.

 
La disciplina prepara a nuestros hijos para una convivencia social, siendo esta una de las metas en las que trabaja nuestra escuela infantil.

 
Una de las primeras lecciones que debe aprender el niño es la obediencia, y en Escuela Infantil Bambinos ponemos mucho empeño para que aprendan a hacerlo antes de tener edad de razonar.

 
La disciplina en el hogar y en la escuela va a ayudar al niño a vivir una vida responsable y a enfrentarse a la vida.

 

“Todo error, toda falta, toda dificultad vencida, llega a ser un peldaño que conduce hacia las cosas mejores y más elevadas”.

 

La disciplina es esencial porque los niños necesitan una libertad regulada siendo necesarias unas reglas que no sean impuestas sino acordadas entre ambas partes, unas normas comprensibles y aplicadas para todos. Ser flexibles es la clave en cuanto a la disciplina durante el crecimiento de los niños, y nosotros como padres debemos estar preparados para modificar su modo de entenderla.

 

 

¡Recordad: la disciplina no es un castigo!