Escuela Infantil Bambinos | No llenes su cuarto de juguetes, llena su memoria de recuerdos - Escuela Infantil Bambinos
21472
single,single-post,postid-21472,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.2.3,vc_responsive

Blog

Llenar la memoria de recuerdos. Bambinos

No llenes su cuarto de juguetes, llena su memoria de recuerdos

Diversos estudios y experiencias han demostrado que los niños que crecen con limitantes durante su infancia son proclives a presentar determinados déficits a corto, mediano y largo plazo; es decir, secuelas que estarán presentes incluso en su vida adulta. Sin embargo, estos casos no solo se dan ante las carencias, sino frente a los excesos.

 

Las experiencias que dejó la crianza autoritaria, predominante hace algunos años, llevó a las nuevas generaciones de papás y educadores a buscar modelos mucho más democráticos, en los que, como adultos, damos a los niños un papel mucho más activo que se refleja en darles mayor oportunidad para la toma de decisiones, por ejemplo. Sin embargo, es muy fácil caer en un extremo nada recomendable.

 

Dentro de esta dinámica tratamos de compensar deficiencias en la crianza con regalos, buscando lo mejor para nuestro hijo y guiados por el anhelo de procurarle una infancia feliz, que generalmente relacionamos, en primer lugar, con el cumplimiento de sus deseos materiales: el juguete de moda, el gadget más moderno o el videojuego más anhelado.

 

Quizá sin darnos cuenta, y en el afán de brindarles herramientas para que adquieran habilidades para etapas futuras, sumergimos a los niños en un mundo de excesos, tanto de actividades como de juguetes y dispositivos que pueden llegar a limitar su espacio para la imaginación, la creatividad, la capacidad para resolver problemas, incluso para aprender a manejar la frustración y ser tolerantes.

 

Por otro lado, el exceso de información que los niños encuentran en internet, incluso les resta tiempo para analizar y procesar datos, al grado de llegar a limitar su capacidad de admiración al descubrir cosas nuevas, sin tomar en cuenta que la adicción a la red podría mermarles horas de sueño y descanso.

 

De ahí la importancia de que, como papás, no perdamos de vista nuestro papel en la educación de nuestros hijos, conscientes de que este tipo de excesos, lejos de prepararlos para la vida, podría significarles hasta cierto número de deficiencias en cuanto a habilidades socioemocionales.

 

 

Seguir leyendo

 

Info de: Patricia de la Fuente - psicologiaparaninos.com